Dr. George Goodheart encontró una relación entre los órganos y la musculatura corporal, fue entonces cuando comenzó con la Kinesiología Aplicada reservada a médicos, fisioterapeutas y quiroprácticos, puesto que requería una manipulación muscular profunda y muy precisa, para recuperar lesiones y problemas musculares.