Desde que el ser humano pronunció su primera palabra el lenguaje es vital en la comunicación.

Nuestra comunicación, habitualmente está basada en el juicio sobre el comportamiento de otras personas, tratando de “corregir y manipular” el comportamiento de los demás a través de un lenguaje agresivo, tanto de forma evidente como de forma sutil. Todo esto hace que desarrollemos estrategias para defendernos mientras intentamos comunicarnos. Perdemos interés por una forma sincera y abierta de expresar lo que nos sucede por miedo a las consecuencias. Perdemos la empatía y creamos barreras de comunicación.

Thomas Gordon influido por Carl Rogers, vió la necesidad de crear una forma diferente de utilizar el lenguaje para mejorar las relaciones desde la sinceridad, el reconocimiento y el respeto.  Fue el primero en crear una “escuela para padres/madres” en los años 60 del siglo XX. Con el tiempo y la experiencia además del PET (Padres Eficaz y Técnicamente preparados), creó MET (Maestros Eficaz y Técnicamente preparados), LET (Líderes Eficaz y Técnicamente preparados), JET (Jóvenes Eficaz y Ténicamente preparados) y el trabajo personal Be Your Best.

Thomas Gordon fue propuesto en 1997, 1998 y 1999 como premio Nobel de la Paz por su labor en favor de una comunicación libre de violencia.

Las claves de esta forma de comunicación son la Escucha Activa, el Mensaje Yo y la Resolución de conflictos.

. La Escucha Activa contribuye a validar los sentimientos de la otra persona sin juicio, abre un campo de investigación personal hacia saber cuáles son los verdaderos sentimientos y así ser sinceros.

. El Mensaje Yo a diferencia de un mensaje Tú, ayuda a responsabilizarnos de los sentimientos que nos produce una conducta y expresarnos sin juicios, acusaciones, culpas, amenazas. Solo describe una conducta, efectos tangibles que nos produce y sentimiento.

. La Resolución de conflictos, abre una comunicación bilateral respetuosa, creando una solución aceptable para ambos con sinceridad, es una relación donde ambas partes ganan siempre.

Todas nuestras relaciones se ven beneficiadas, por un tipo de comunicación sincera y abierta, comenzando por la relación con nosotros mismos, sabiendo donde están nuestros límites de aceptación y los de las personas que nos importan o con aquellas que nos relacionamos diariamente,  donde todos podemos ganar en auto-conocimento y respeto, mientras crecemos en nuestras habilidades.