La confianza es unas de las claves fundamentales en cualquier tipo de relación. L@s niñ@s se alimentan de la confianza que le trasmiten sus progenitores cuando creen en sus posibilidades y l@s acompañan con respeto en el camino de la vida (AUTOCONFIANZA).

Así mismo, esta forma de interacción cultiva la confianza y la seguridad de que los adultos referentes proporcionan un apego seguro (CONFIANZA MUTUA).
Estos dos tipos de confianzas se materializan a traves de los juegos y las asanas en una clase de Yoga en Familia. En muchas ocasiones los adultos supondran una base sólida donde los más pequeños se podrán apoyar y sentir sujetos, cuidados y protegidos.

En otras, será el adulto el que necesite del más pequeño para avanzar o ejercitar en la postura propiciando la autonomía y el reconocimiento de sus potencialidades. También hay asanas* de equilibrio donde uno confía en el otro para mantener la asana.

¿Quieres poner en práctica todo lo mencionado en párrafos anteriores?

Pues os animo a que el próximo domingo 12 de junio acudáis a nuestra cita sobre las 10.00. Gracias por dedicar un tiempo a esta lectura. Te deseo un feliz día.

Ver esta actividad en nuestro calendario de eventos
*En el ámbito del yoga, se denomina āsana a cada una de las distintas ‘posturas’ que tienen como objetivo actuar sobre el cuerpo y la mente.