“LA ÚNICA FORMA DE SENTIRTE SEGURO ES SER EL CREADOR DE TU PROPIA VIDA”

Después de 24 años enseñando matemáticas y física, el profesor Carlos González decidió que era el momento de compartir con otros su experiencia en el campo de la enseñanza, alejado de los estereotipos de la educación formal. Sus alumnos, a los que el considera sus grandes maestros, le pusieron en el camino del autoconocimiento y a su vez, propiciaron un feedback interminable que llevó a crear el concepto de un nuevo paradigma, alejado de la dualidad en la que vivimos sin ser conscientes, y empoderando a nuestro ego para que pueda conectarse con la esencia que hay dentro de cada uno de nosotros. 23 maestros de corazón, un salto cuántico en la enseñanza es un libro fruto de toda esa experiencia que también se ha cristalizado en un documental coproducido por TVE y con apoyo del Ministerio de Cultura, Entre maestros. Les dejamos con una entrevista a Carlos González en la que una frase podría resumirlo todo: “la mejor preparación para el futuro es educar para la creatividad”

¿Quiénes son los alumnos ideales para estos seminarios?

El seminario está dirigido a padres y educadores que quieran educar desde el autoconocimiento con el objetivo de que el alumno conecte su ego con su creatividad y su esencia. Porque la única forma de sentirte seguro es sentirte creador de tu vida. Y lo que le pasa a muchos niños, adolescentes y adultos de hoy es que no se sienten creadores de su vida, y mucho menos de su futuro, por lo tanto tienen mucho miedo. Lo cual es consecuencia de la educación que hemos recibido en todas las culturas de la Tierra. Es importante no focalizar las críticas en nuestro sistema educativo. A un chamán del Amazonas le ocurre lo mismo, recurre a dioses, espíritus. Se trata de un paradigma global. Estamos desconectados de nuestra esencia y creatividad y vivimos en dualidad, alejados de nuestro propio poder. Y por eso a este seminario le llamo Educar empoderando. El ego tiene miedo si no está conectado con su poder, con su esencia, con su corazón. Pero estas personas son los que me ayudan a despertar y a encontrar esta mirada.

Nuestro sistema educativo está basado en el miedo y en los últimos tiempos eso parece haberse recrudecido…

Todas las maneras de enseñar en el ámbito global son similares. Eso es una cosa que viene de nuestra educación en todas las culturas. Vuelvo a insistir en la idea de que no se trata del fallo de una cultura en particular. Se trata de un paradigma global, la forma de ver el universo y al ser humano. Mi preparación de físico es la que me ayudó en ese sentido. Cuando los físicos hablan de universos paralelos, de agujeros negros, de tiempo no lineal parece que se han escapado de un manicomio o que viven 300 años por delante, pero he aquí que la teoría de esos físicos es la que nos ha permitido hacernos preguntas con respecto al universo interior…

¿Cuál fue tu camino a través de la física para darte cuenta de que existía esta otra forma de ver las cosas y cómo surgió la idea de aplicar este conocimiento?

En realidad, a mi lo que me empujó a todo esto fue un sueño que tenía de pequeño. Una de las primeras cosas que tratamos de que la gente comprenda en Educar emponderando es descubrir las causas los miedos y las trabas, hacer un camino hacia dentro de autoconocimiento y resolver, zanjar esas causas. Una vez que se conecta con ese poder interior, se empiezan a tener las necesidades cubiertas. Porque eso va unido, tu creatividad va unida a que tengas tus necesidades cubiertas y poco importa dónde hayas nacido. Si tú eres creativo, saldrás adelante. La mejor preparación para el futuro es educar para la creatividad. Cuando se ha eliminado el miedo existencial, ya no es necesario seguir las pautas de los demás, las tuyas son las únicas que valen. Y hay que tener en cuenta que las únicas preocupaciones reales del ser humano son comida y techo y lo demás son proyecciones. Además, mi sorpresa fue darme cuenta que la mirada del físico teórico aplicada al autoconocimiento es mucho más potente que las corrientes espirituales y que es un idioma universal, con lo cual puedes aplicarla a la enseñanza sin entrar en lucha con las creencias religiosas de los alumnos. He descubierto que tiene una potencia tremenda.

¿Se resuelve todo con el autoconocimiento?

Las necesidades emocionales se resuelven con el autoconocimiento. La vida tiene sentido en tanto y cuanto uno lleve sueños dentro cuya realización le harán feliz. Y un sueño no es una necesidad del ego. Cuando yo les preguntaba a mis chavales qué querían estudiar, me nombraban solo necesidades del ego, proyecciones y consecuencias del miedo que sentían y me di cuenta de no sabían lo que era un sueño. Un sueño es algo que está más allá del ego, en nuestra esencia, nuestro corazón. Un buen ejemplo para ilustrar esto es lo que me pasó cuando era niño. Cuando me enteré de quiénes eran los Reyes Magos, no me llevé una decepción, sino que me alegré muchísimo porque pensé que en vez de tres, eran millones. Y que cada uno de nosotros era un Rey Mago y que podíamos conectar con esa zona de abundancia sin límites que no se tiene que preocupar por el presupuesto para conseguir regalos. Cuando tú vives desde este poder interior y tienes esas necesidades mínimas cubiertas, lo que te hace feliz es entregar esos regalos que tú llevas en tu corazón a la humanidad, para construir una humanidad nueva. Todos llevamos estos sueños pero no pueden entrar en nuestra mente por la educación que hemos recibido. Es como si esos sueños fueran un boeing enorme que intentara aterrizar en nuestra mente y nuestra mente no tiene una pista de aterrizaje para esos sueños tan potentes. Solo pueden aterrizar avionetas y helicópteros. Se trata de educar de tal manera que tú puedas construir esas pistas de aterrizaje para que aterricen tus propios sueños.

¿Los conflictos son oportunidades?

Sin duda. Dónde hay un conflicto hay una oportunidad. Así fue como me di cuenta de que estaba estructurando una nueva mirada pedagógica, en la manera de encarar y resolver los conflictos y de conectar con los alumnos, y entonces decidí escribir el libro 23 maestros de corazón, luego vino el documental y ahora me dedico no solamente a formar a profes y maestros sino a cualquier persona que se quiera reeducar en estos nuevos paradigmas para conocerse a sí mismo.

¿Cómo reaccionan tus alumnos ante esta propuesta de cambio de paradigma? ¿Hay mucha reticencia al principio? ¿Mucho escepticismo?

En esta mirada es mucho más importante primero sentir y luego pensar. Hay que invertir el proceso. Cuando visité al padre Ferrer y su obra en la India, me quedé muy sorprendido cuando me dijo que su gran problema no había sido luchar contra las autoridades ni conseguir dinero, sino que la gran dificultad fue convencer a los descastados a los que quería ayudar de que tenían poder, que merecían algo mejor. Y me di cuenta de que quería hacer lo mismo pero no solo con un pueblo sino a nivel global, en la educación. Acabar con esa pobreza interior de estar desconectados de nuestra propia esencia. Y sí, el obstáculo más grande de entrada es el propio alumno, que no lo cree. Pero hay que darle armas a los profesores para que a su vez se las trasmitan a sus alumnos. Hay que enseñarles a no apegarse a sus libros de texto y ofrecerles alternativas. Si enseñan el darwinismo, que al mismo tiempo ofrezcan las otras teorías de la época, que contextualicen a Darwin en el momento histórico y sus teorías. No es tan complicado. Ninguna teoría científica está libre de la mirada cultural, y eso es importante que los alumnos y los profesores lo sepan.

¿Cuánto lleva conocerse a sí mismo?

Te respondo con otra pregunta: ¿cuánto tiempo te llevaría conocer todo el universo exterior? Son iguales, uno es el reflejo del otro…

Seminario Educar emponderando en Santa Cruz de Tenerife:

El profesor Carlos González está impartiendo su seminario Educar empoderando en el Centro de Kinesiologia ángeles martínez gimeno en Santa Cruz de Tenerife , con cuatro módulos que abordan diferentes temas: dualidad, nuevo paradigma, el aterrizaje (los alcances de la aplicación del nuevo paradigma) y espíritu científico y creatividad.

Más información en:
Centro de Kinesiología – C/Padre Anchieta nº 12, Santa Cruz de Tenerife – 922 035 531 – 678 017 722