Mantras y Mudras

Los mantras y los mudras en Yoga en Familia

El canto de mantras se encuentra presente en nuestras sesiones de yoga.

La repetición del mantra ayuda a integrar las distintas partes de uno mismo. Ayuda a adentrarnos en un estado de introspección a través del cual las familias aprenden a centrar la atención en lo que quieren y a tranquilizarse.
La palabra mantra proviene del sánscrito “man”, que significa mente, y “tra” que tiene el sentido de protección. Un mantra es un conjunto de sílabas, generalmente en sánscrito (lengua antigua y sagrada de La India) que se recita un determinado número de veces para conseguir un logro.

Esa combinación de palabras, por su construcción, significado y ritmo, posee la capacidad de concentrar la mente, elevando la conciencia a un plano superior o espiritual. Por eso, aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarte en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila.
Los mantras emplean un canal subliminal  con intenciones benéficas. No es necesario intelectualizar el “significado” o la simbología del mantra para que su sonido ejerza sus efectos sobre nosotros. El ritmo sonoro funcionará en el plano inconsciente y acabará por saturar los pensamientos conscientes, lo cual a su vez, afectará a los ritmos. De hecho parte de la magia del mantra consiste en que no se debe reflexionar sobre su sentido, pues sólo así trascenderemos los aspectos fragmentarios de la mente consciente y percibiremos su unidad subyacente.
A lo largo de la repetición del mantra la información que contiene el mismo se desvanece quedando solamente el efecto sonoro y tranquilizador en nuestra mente.
No hay que pensar activamente en el significado gramatical del mantra (si es que lo tiene). Si se conoce el significado de alguna de las palabras, es posible que nos remita a ciertas ideas. Esas asociaciones tendrán un efecto en nuestra mente y su sentido se irá haciendo más profundo cada vez, conforme lo exploremos fuera de la meditación (aunque en ocasiones trabajaremos con el significado consciente para generar pensamientos positivos)
El canto interno de los mantras crea una vibración favorable en el sistema límbico del cerebro, éste es afectado por la repetición mental de sonidos solamente internos.
Los mantras fluyen en forma de ondas a través del cuerpo, haciendo vibrar las glándulas endócrinas; así las vibraciones de la mente y el cuerpo son sincronizadas por el mantra.
El trabajo con la voz y el sonido es muy importante como trabajo de autoexpresión y descarga energética, ya que el sonido es una herramienta poderosa y un vehículo muy potente de circulación energética.
Aquí intervienen simultáneamente mecanismos corporales (funcionamiento del músculo del diafragma, del cuello, base de la lengua), mecanismos respiratorios (uso del aire) y mecanismos sonoros (producción de armónicos, amplificación del sonido en los resonadores del cuerpo).
La mayoría de los mantras van acompañados de los mudras. Los mudras son “gestos de las manos”, o bien son conocidos como yoga para las manos; su nombre proviene del sánscrito y se refiere a mud = gozo y dra = producir, esto significa que son “productores de gozo”. Un detalle curioso es que, a menudo, formamos mudras con las manos sin darnos cuenta y, a demás suelen  ser los más adecuados para ese momento

Y te preguntarás…¿cómo es que funcionan?

La respuesta es que en tus dedos se encuentran  terminales nerviosas y el comienzo de algunos “meriadianos de acupuntura” (senderos de energía de cada uno de tus órganos), y al unir ciertos dedos haces circuitos electro magnéticos en tu cerebro.
Otro punto muy importante en el uso de mudras es la atención y la intención de éstos; pues cuando realizas una postura, tienes en mente lo que deseas obtener o el cambio que necesitas realizar, por lo tanto podríamos considerarlos como “afirmaciones corporales”.
En mi familia los mantras están presentes en nuestra vida cotidiana. Nos han servido para sosegar nuestra mente después de un día lleno de estímulos y excitaciones externas. Asi como, para desenfocar la atención en una situación molesta para posteriormente poderla abordar desde otro estado emocional.

TODOS SOMOS UNO

La cantante Tina Turnes junto con otras artistas han realizado un proyecto social, descúbrelo haciendo click en el botón

Los tres cantantes Tina Turner, Dechen Shak-Dagsay y Regula Curti se reunieron con 30 niños de diferentes culturas y naciones para cantar juntos oraciones y mantras de las religiones el budismo, christanity, Hinduismo, Judaísmo, el Islam y el sijismo.
TODOS SOMOS UNO
todos somo unoEl CD contribuye a fomentar el desarrollo espiritual de los seres humanos, especialmente de los niños y la creación de la tolerancia y el respeto. En el disco cada oración tiene su propio centrado y efecto curativo.

En el hermoso folleto ilustrado encontrará los gestos y mudras para aplicar junto con la música. El mantra favorito de mi hijo es: sa- ta- na – ma,

Gracias por dedicarle tiempo a esta lectura. Te esperamos a la vuelta de las vacaciones el 11 de septiembre. Recuerda que las plazas son limitadas. Feliz descanso.

Ver esta actividad en nuestro calendario de eventos