Te compartimos este vídeo

Ha sido la banda sonora del fin de semana con Carlota. Los artistas del Cirque de Soleil representan nuestro cerebro, con una plasticidad y una fuerza asombrosas.
Coordinación y cooperación exactas. La valentía y el riesgo del hemisferio derecho trabajando en colaboración absoluta con el control y la concentración del hemisferio izquierdo. El asombro y el deleite junto a la percepción del detalle y la sincronía. Todas estas características son imprescindibles en el proceso de aprendizaje intelectual y de la vida. Mente y emociones están en nuestro cerebro trabajando al mismo tiempo. Todo lo que vivimos lleva una emoción asociada a esa situación y nuestro cerebro lo graba. Si el aprendizaje se da en un entorno de libertad creativa el cerebro asociará aprendizaje con descubrimiento y alegría. Utilizando las herramientas que nos aporta la Kinesiología abrimos todo un mundo de posibilidades. Este vídeo y su música nos transmite la alegría de aprender, cambiar, descubrir… ¡La alegría de VIVIR!